Nintendo Hoy presenta la reseña “nindie”: Electrician Simulator

¡Hola, Behind Gaming! ¿Cómo están? ¡Al fin se terminó enero! Espero que febrero esté empezando muy bien para todos ustedes. Yo soy Rigo Dominguez, y como siempre, vengo a compartirles una nueva reseña acerca de un juego indie que puede encontrar en la eShop de Nintendo Switch. En esta ocasión, pude jugar algo que se llama Electrician Simulator. Creo que su nombre es bastante autodescriptivo, así que vámonos rápido con la reseña para descubrir qué tal está.

Te podría interesar: Nintendo Hoy presenta la reseña “nindie”: Garden Simulator

Directamente de la mente de Take IT Studio!, con Gaming Factory S.A. como la publicadora, llega Electrician Simulator, que no es otra cosa sino un… simulador de electricista. La premisa del juego nos dice que un electricista ya entrado en años ha decidido que es tiempo de retirarse y dejarle el negocio a su hijo, es decir, a ti, por lo que ahora deberás continuar con la tradición familiar.

No sé en qué momento comenzó la proliferación de simuladores, peo la realidad es que hoy existen prácticamente de todo tipo y para todos los gustos. Desde los más alocados como Goat Simulator, hasta los que se toman las cosas más en serio, como American Truck Simulator. En el caso de Electrician Simulator, su enfoque va más hacia este último grupo de títulos, los más realistas. Eso sí, no esperes salir de acá como todo un experto en electricidad, más allá de uno que otro concepto básico.

Nuestra “electrizante aventura” da inicio con tareas muy sencillas, como reparar tomas de corriente e instalar cableado. Conforme vamos ganando experiencia y la confianza de nuestros clientes, la complejidad de las tareas por realizar va aumentando. A la par, tenemos trabajos “extras”, que básicamente consisten en la reparación de electrodomésticos. Nada como la satisfacción de un trabajo bien hecho y un cliente satisfecho. Y si las más de 20 misiones te dejan con ganas de más, existe un DLC enfocado en la compostura de dispositivos inteligentes.

Tal y como sucede con varios simuladores que llegan a Nintendo Switch, y cualquier consola en general, se nota que fueron creados tomando como base su respectiva versión para computadora, por lo que la interfaz es cualquier cosa, menos intuitiva. Esto es particularmente un problema al jugar en modo portátil, ya que el texto es pequeño. Lo peor, es la sensibilidad del control, que nuevamente se nota su diseño pensado en un mouse, dejándonos con un movimiento del cursor bastante sensible, lo cual nos complica innecesariamente la existencia a la hora de estar realizando un trabajo de precisión, como lo es ser un electricista. Terminando con los problemas, hay caídas de cuadros –framerate-, lo cual encuentro un tanto inexplicable y decepcionante al no ser un juego visualmente tan demandante ni lleno de acción.

Conclusión

No es el mejor simulador que existe en el mercado, pero Electrician Simulator es un interesante acercamiento a lo que es el trabajo de un electricista. O al menos eso pienso, porque nunca he sido uno. Si eres capaz de perdonar las caídas de cuadros, tienes una muy buena vista -o no juegas en portátil-, sientes que tu pulso será suficiente para contrarrestar la alta sensibilidad de los controles y, lo más importante, encuentras satisfacción al reparar cosas, quizás podrías considerar echarle un ojo.

Calificación

Puntuación: 3 de 5.

Y liso, hemos llegado terminado con la reseña de esta semana. Como cada ocasión, mil gracias a Behind Gaming por el espacio, y por ser un medio que sigue dándole su debida atención a los juegos desarrollados por estudios independientes, que nunca dejan de sorprendernos. Sin más que agregar por ahora, nos vemos en la próxima ocasión. ¡Jueguen mucho!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario