Nintendo Hoy presenta la reseña “nindie”: Red Wings: American Aces

¡Hola! ¿Cómo les va? Soy Rigo Domínguez de Nintendo Hoy, y antes de cualquier otra cosa: ¡Feliz Día del Niño! No importa si son niños, jóvenes o adultos, nunca se olviden de tomarse muy en serio esto de la diversión, porque la diversión es felicidad, y todos venimos a este mundo a ser felices, ¿a poco no? Bueno, después de este mini discurso, ahora sí, procedo a mi misión semanal con ustedes: compartirles una reseña de un juego indie disponible en Nintendo Switch. En esta ocasión, es turno de hablar de Red Wings: American Aces.

Te podría interesar: Vuélvete un as de la aviación de la WWI en Red Wings: American Aces

Publicado, distribuido y desarrollado por All in! Games, Red Wings: American Aces es un juego de simulación de combate de aviones ubicado en la Primera Guerra Mundial, el cual cuenta con un estilo visual que nos recuerda a los cómics, y que dicho sea de paso, le queda bastante bien.

En términos de modos de juego, All In! Games nos ofrece todo lo que podríamos esperar o necesitar de parte de un título de este tipo. Es decir, que tenemos modalidades tanto para una como para varias personas de manera simultánea, y el componente multijugador es posible disfrutarlo tanto de manera local como en línea, con partidas de hasta 10 personas en total.

Comenzando por el modo campaña, éste nos ofrece un total de 30 misiones, a lo largo de las cuales vivimos intensas batallas aéreas, además de múltiples desafíos. Ah, y una gran noticia en ese sentido, es que tenemos un modo local cooperativo, el cual debo decir que se disfruta bastante, al igual que jugarlo en solitario. Aunque al principio se siente bastante sencillo, en los últimos niveles la intensidad da una buena escalada. Por cierto, la campaña tiene entre dos y tres horas de duración, como máximo.

Así mismo, tenemos un cierto toque “RPG”, ya que disponemos de un árbol de habilidades para nuestro piloto, que funciona como ya seguramente has visto en otros títulos: vamos sumando puntos conforme completamos misiones, y luego decidimos a qué habilidades los asignamos, de acuerdo a nuestro estilo de juego y las necesidades de los retos que se nos presentan.

Hablando de jugar de manera local, tenemos tres modos disponibles: batalla por puntos, batalla con tiempo y Escondite, los cuales podemos jugar ya sea en contra de otra persona, o bien, contra la inteligencia artificial, o como se dice popularmente, “contra la máquina”.

Pasando al juego a través de internet, como comenté, es posible entra a las retas con hasta 10 jugadores de manera simultánea. Si queremos demostrar que somos el mejor, están los modos Batalla por tiempo, Batalla por puntos, o Último superviviente. Si lo tuyo es el trabajo en equipo, entonces puedes armar tu escuadrón de cinco pilotos y entrarle a los modos de Batalla en equipo con tiempo, Batalla en equipo por puntos, o Eliminación.

Y aunque estas modalidades son bastante entretenidas, lo malo es que los tiempos para encontrar una partida suelen ser algo largos, ya que parece no ser un juego tan popular.

Conclusión

Red Wings: American Aces no es un juego sobresaliente para bien, ni para mal. Siento que una buena manera de describirlo, es como uno de esos juegos que vas a olvidar muy rápido que jugaste, pero que cuando lo recuerdes, probablemente sonreirás por lo divertidas que se ponían las retas con tus amigos. Una opción muy entretenida y casi casi un must have si te gustan los juegos de combate de aviones, e incluso si te late Star Fox. Si jugarás la campaña tu solo, no te durará mucho, aunque diría que su precio es bastante justo ($180 pesos mexicanos).

Calificación

Puntuación: 3.5 de 5.

Y listo, terminamos con la reseña de esta semana. Un agradecimiento a ustedes por leernos, y a Behind Gaming por el espacio para compartirles nuestra opinión sobre un juego indie cada sábado. No olviden visitar Nintendo Hoy y seguirnos en nuestras cuentas en Facebook y Twitter, donde tendrán la información más relevante sobre la Gran N y todos sus juegos.¡Hasta la próxima semana!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario