RESEÑA: Loddlenaut

Para nadie es un secreto que el planeta Tierra está sumamente contaminado, y los océanos son de las áreas que más han sufrido nuestros excesos y falta de cuidado. Justamente, inspirados en este fenómeno, el estudio estadounidense Moon Lagoon desarrolló Loddlenaut, un juego de exploración acuática que pretende ofrecer una experiencia relajante, pero que al mismo tiempo cuenta con su dosis de realidad (un tanto cruda). Así nuestra experiencia en su versión para PC (vía Steam Deck).

Te podría interesar: Cuida de ajolotes en el océano contaminado de Loddlenaut

Loddlenaut nos pone al control de un buzo dedicado a la limpieza de océanos, específicamente, dentro del planeta llamado GUP-14. Su misión es limpiar todo rastro de basura o contaminantes en él para que puedan vivir tranquilamente sus habitantes, unas pequeñas criaturas (muy similares a los ajolotes) de nombre loddles.

Cuentas con una pistola de agua que es capaz de limpiar petroleo de las algas marinas, pero a su vez se puede convertir en aspiradora para absorber todo tipo de deshechos que van desde latas de refresco o botes de leche hasta baterías o computadoras completas. En tu base se encuentran botes de reciclaje que deberás llenar con distintos tipos de residuo y estos se encargarán de proporcionarte pequeñas piezas de diversos materiales para construir mejoras y accesorios.

La verdad, resulta sumamente satisfactorio el estar limpiando y ver que el porcentaje llega al 100% en cada una de las áreas. El problema viene cuando, después de un rato, te das cuenta que ¡ya está contaminado otra vez! Y justo así es en la realidad, por más que limpiemos algo, no pasará mucho tiempo antes de que vuelva a estar sucio, por lo que puede que lo satisfactorio se torne en frustrante y hasta triste, por momentos.

Además, debes tomar en cuenta tus niveles de oxígeno, estos únicamente subirán en caso de regresar a tu base o con ayuda de pequeños aros que vas posicionando en zonas específicas (también funcionan las burbujas que surgen de algunas algas, pero estas son más complicadas de encontrar). Si bien no es algo tan desafiante, si es necesario estar atento ya que, de no hacerlo, perderás parte de los residuos recolectados y tendrás que volver por ellos desde la base.

En cuanto a los loddles, estas criaturas están esparcidas por todas las zonas y aparecerán conforme limpies. Incluyen cierta interacción, pero es bastante básica, como limpiarlos o inspeccionarlos. De hecho, aunque el sitio esté sucio, estos personajes son perfectamente capaces de vivir ahí, por lo que la misión que estamos llevando a cabo pareciera un tanto inútil.

Para los que necesitan tener algo para recolectar, se encuentran algunos registros de empleados de la compañía encargada de contaminar el planeta, los cuales te ayudan a entender un poco mejor el contexto del juego, pero no hacen alguna diferencia en lo que respecta a la jugabilidad o mecánicas. Por otra parte, está el manejo de recursos que consiste en mezclar materiales y plantas para generar los accesorios, esto te mantendrá en búsqueda de objetos específicos por un cierto tiempo.

Gráficamente, estamos ante una aventura low poly 3D que va muy acorde a la experiencia relajante que se busca ofrecer, incluso, no cuenta con voces, dejando todo a los cuadros de diálogo. En lo que respecta a su desempeño en Steam Deck, este es ideal, con un buen funcionamiento de los controles, manteniendo estabilidad en todo momento y con una lectura perfecta en su único menú.

Conclusión

Loddlenaut es una agradable y relajante experiencia para quienes gusten de los títulos para generar consciencia, sobretodo enfocados en temas marinos. Si bien no tiene una gran historia o profundidad en sus temas, es lo suficientemente extenso para brindarte algunas horas de diversión pudiendo ir a tu propio paso. Se encuentra disponible en Steam y distribuido por Secret Mode.

Calificación

Puntuación: 3.5 de 5.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario