Reconstruimos el mundo con los guardianes de Spirit Oath

Aún no cuenta con fecha de lanzamiento para el juego completo.

Probamos el Early Access de este juego de estrategia en el que tendrás que usar tu ingenio para construir y defenderte.

En Spirit Oath, desarrollado por el estudio israelí Triangle Square, tomamos el control de un guardián espiritual con el que formamos espíritus guerreros para detener la oscuridad que ataca Elderwood.

Te podría interesar: Spirit Oath, más allá de un juego de estretegia

Al comienzo de cada nivel hay uno o dos guardianes que proteger. Para avanzar el juego, construimos un camino usando fichas que aparecen en la pantalla.

Al colocar las fichas, se van creando patrones para convocar a los espíritus guardianes, los hay de diferentes tipos dependiendo su fuerza y habilidades. El fin del juego es destruir las bases del enemigo y no dejar que se siga multiplicando, aquí se encuentra el punto más injusto ya que los enemigos vuelan sin necesitar casillas.

Nos vimos bloqueados por falta de caminos y por la maleza del escenario pero las fichas van apareciendo cada cierto tiempo para avanzar.

En nuestra posición la mayoría de los espíritus eran terrestres así que podrías verte en problemas si tus elementos se han quedado regados por el escenario.

Al igual que en otros juegos de estrategia, tendrás que ir colocar piezas en el tablero para ver más a detalle y encontrar las bases del enemigo. El que tiene más aliados en el campo de batalla, por lo general, es el vencedor.

En conclusión, Spirit Oath es muy entretenido, puede dar varias horas para completar los desafíos y tras varios minutos en una partida la victoria es muy satisfactoria.

Este juego tiene un estilo visual que puede recordarte a Monument Valley por su vista isométrica y la música que lo ambienta es armónica con el escenario y te ayuda a concentrarte.

La versión final promete un modo para crear tus propios escenarios.
Este juego ya está disponible en Steam para PC por 154.99 MXN.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario