Nintendo Hoy presenta la reseña “nindie”: To the Rescue!

¡Hola, Behind Gaming! ¿Cómo están? Qué bueno que andan de nuevamente por acá, en el sitio número en español para la información sobre videojuegos independientes. Soy Rigo Domínguez, y como cada semana, vengo a compartirles una nueva reseña precisamente acerca de un título indie que pueden encontrar en Nintendo Switch. Durante estos últimos días he estado jugando algo llamado To the Rescue! ¿De qué es? ¿Está divertido? Vamos a la reseña.

Te podría interesar: Gestiona tu propio refugio canino en To The Rescue!

Distribuido por Freedom Games y desarrollado por Little Rock Games, To the Rescue! es un simulador de refugio para perros, en el que tenemos bajo nuestra responsabilidad el cuidado de decenas y decenas de estos peludos animales que lamentablemente no cuentan con un hogar, siendo nuestro objetivo que todos y cada uno de ellos puedan convertirse en la nueva mascota de alguien.

Para iniciar el juego, elegimos entre uno de cuatro personajes, así como a nuestro respectivo compañero de aventuras (un perro), siendo una decisión meramente estética, pues en esencia todos son iguales. Después de esto, en la comodidad de nuestra casa y, al poco tiempo, afuera aparece un perro perdido a quien decidimos llevarlo a un refugio, donde recibimos la mala noticia de que ya no tienen espacio disponible. Siendo tan amantes de los perros como lo somos, decidimos llevarlo a casa y cuidarlo. Por fortuna, su dueño aparece al día siguiente. Como consecuencia de nuestra gran labor, se nos pide que trabajemos en el centro de adopción, lo cual aceptamos. Luego de un rápido tutorial, podemos decir que es cuando el juego como tal de verdad inicia.

Ya en el centro de adopción, nos damos cuenta de todo el gran trabajo que hay detrás de estos espacios. Mientras los perros esperan ser adoptados, hay que alimentarlos, bañarlos, curarlos en caso de que se enfermen, construir espacios de juego para que se diviertan, en fin, todo lo necesario para que estén tan saludables, felices y listos para dar y recibir mucho amor de parte de su futura familia humana. Entre mejor hagamos nuestras labores, el refugio prosperará y tendrá mejor reputación, lo cual nos sirve para evitar que lo cierren y poder rescatar a más perros.

Todo esto sería perfecto para los amantes de los animales y los juegos de simulación, si no fuera por los controles y sus –bastantes- errores. Mi principal inconveniente, es al momento de interactuar con los menús y elementos en pantalla, sobre todo cuando hay un objeto o perro muy cerca de otro, ya que puede ser difícil tomar el que queremos. Hay errores visuales, como ver a un perro afuera de su jaula, aunque realmente esté adentro, por mencionar un ejemplo. De igual manera, el juego se congela ocasionalmente en momentos totalmente inesperados. En fin, digamos que no es nada raro encontrarte un fallo.

A nuestra disposición, tenemos cuatro tipos de alimentos, un balde de agua, un recogedor de popo y medicamentos, siendo las herramientas que debemos usar dependiendo de la necesidad de cada perrito. Conforme pasa el tiempo y tenemos más huéspedes caninos, podemos contratar a trabajadores para que nos ayuden.

Los perros se resguardan en perreras con capacidad para cuatro perros. Un punto interesante, es que no todos son compatibles entre sí, e incluso hay unos cuyas características los obligan a estar solos. Pequeños detalles como éste me agradan bastante en un juego, pues le dan cierto realismo y profundidad.

En cuanto al proceso de adopción, éste funciona de la siguiente manera: el cliente llega, describe el perro que busca y nosotros debemos encontrar uno que cumpla con sus deseos, con lo que “romperemos” su medidor de resistencia. Conforme avanzamos, ganamos puntos que nos sirven para mejorar nuestras habilidades, entre ellas, bañar más rápido a los perros y nuestras habilidades de persuasión para que las personas se lleven más fácilmente a un perro.

Algo que me agradó mucho, es que podemos configurar ciertos aspectos del juego según lo queramos. Por ejemplo, podemos cambiar dificultad de adopción o simplificar los minijuegos. Igualmente, nos permite seleccionar la secuencia en la que aparecerán las canciones, aunque tampoco es que la variedad sea demasiada. Visualmente, me encanta su aspecto “amigable” o hasta “infantil”, totalmente acorde al tipo de juego, con colores alegres.

Conclusión

¿No les pasa que hay juegos que de verdad quieren amar? Eso me pasó con To the Rescue! Es un juego con un concepto bastante bueno como lo es el administrar un refugio para perros, el cual tiene buenas ideas y mecánicas de juego muy completas, así como momentos que te ponen una sonrisa en la cara (como ver a un perro siendo adoptado), pero sus errores técnicos y controles poco precisos en ocasiones le restan puntos a la experiencia. Se siente como un juego que está listo para pasar a depuración de errores, y no como un juego final.

Calificación

Puntuación: 3.5 de 5.

Y eso es todo, hemos llegado al final de la reseña de esta semana. Como siempre, muchísimas gracias a Behind Gaming por el espacio, y por ser un medio que continúa brindándole la atención que se merecen a los juegos desarrollados por estudios independientes. Hay muchas joyas por ahí sin tanto reflector, y es bueno saber que alguien está en busca de ellas. ¡Hasta la próxima!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario