RESEÑA: Blade Prince Academy

El estudio francés Angel Corp ha buscado innovar en un género bastante estandarizado como lo es el de los RPG de estrategia la mezclar combates en tiempo real con pausas, dando una ligera sensación de turnos, pero sin ser lento o tardado. Blade Prince Academy es el resultado de este experimento obteniendo resultados mixtos. Así nuestra experiencia en su versión de PC (vía Steam Deck).

Te podría interesar: Descubre los misterios de una escuela de magia en Ikenfell

Empezamos mencionando que se trata de un juego un tanto juvenil ya que, como su nombre lo indica, se trata sobre los alumnos de un colegio en su misión por derrotar a una serie de villanos que lo han atacado. No, no es Harry Potter, ni tiene nada que ver con el popular mago inglés, pero sí se siente un poco ese concepto de relaciones adolescentes y temáticas sin mucha profundidad únicamente como pretexto para dar contexto a lo que estamos por experimentar.

Una vez comenzado, tendremos un equipo de más de una decena de personajes, cada uno con sus propias características y habilidades, para elegir entre cada misión. Los escenarios te ‘obligan’ a elegir a uno o más de los miembros del equipo, dejándote un par de espacios vacíos para que puedas acompañarlos con quien tú desees.

El joystick no se usa de forma natural, siendo un mecanismo más parecido a lo hecho por los títulos point and click, es decir, señalas un punto y el o los personajes irán hacia él. Una vez que encuentras enemigos se señala el comienzo del combate y ahí es cuando seleccionas el ataque a utilizar por cada uno de los integrantes del equipo. SI bien la idea pareciera funcionar bien, la realidad es que la mayoría de las veces verás a los personajes atacando a la nada o quedando inactivos hasta que te des cuenta de que necesitas redireccionarlos a la acción.

Los enemigos dejan pociones para curar tus puntos de vida o dinero para comprar mejoras de diversos tipos (incluso te venden llaves para acceder a ciertas partes de algunos escenarios). Aunque el juego no es complejo, sí es sencillo perder puntos de vida en cada combate, sobretodo por el hecho de que el fuego amigo sí te causa daño. Y aunque puedes recuperarte automáticamente, sí te lleva un buen rato el llenar la barra por completo, a menos que mueras y ahí tengas que esperar a que el resto de tus compañeros haga el trabajo.

A pesar de que existen distintos tipos de escenario, la verdad es que siempre se sienten muy similares. Incluso los enemigos se perciben bastante genéricos. Gráficamente estamos ante una especie de mezcla de Hades con Hi-Fi Rush, pero a un nivel más básico, sin dejar de lado su dosis de fantasía con criaturas con colas o cuernos, pero con chamarras y pantalones propios de su edad.

Fuera de las batallas, podemos encontrar otros aspectos como pasar el tiempo de forma más rápido a cambio de unas monedas, esto para descansar a los personajes y recuperarlos al 100%; observar conversaciones entre ellos para mejorar su relación y tener un mejor desempeño en combate; o mejorar habilidades específicas. Honestamente, todo lo anterior hace muy poca diferencia a la hora de la acción en combate y se siente como simple relleno.

Finalmente, lo que respecta a su interfaz y desempeño en Steam Deck, podemos mencionar que todo funciona de manera correcta. Tanto menús como textos en general están de buen tamaño y no necesitan de dejar cosas fuera de pantalla. Los controles también fluyen correctamente y no se siente que pierdes por su culpa.

Conclusión

Blade Prince Academy es un buen intento por crear un RPG distinto, el problema es que no se siente integral y pareciera que todo trabaja por su cuenta. La inclusión de contexto se siente forzada y sin motivos aparentes. Solo lo podemos recomendar si buscas algo distinto en lo que se refiere a estrategia y estés dispuesto a pasar algunos enojos por el fallo en el funcionamiento de los personajes. Únicamente está disponible en Steam y la distribución corre a cargo de Firesquid.

Calificación

Puntuación: 3 de 5.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario