Party Hard 2: ser un aguafiestas profesional no es nada fácil

Llegó a consolas en septiembre de 2020.

Un título de sigilo secuela del lanzado en 2015 por Pinokl Games

Tuvimos la oportunidad de probar la versión de Switch de Party Hard 2, juego de sigilo que fuera lanzado originalmente durante 2018 en Steam por el estudio Pinokl Games y que ahora ha llegado a consolas permitiéndote convertirte en un verdadero aguafiestas profesional.

Te podría interesar: Conviértete en un aguafiestas profesional en Party Hard 2

En esta entrega tomas el control de un personaje que ha sido despedido de su empleo por lo que busca una forma de ganarse la vida y ésta es acabando con ciertos objetivos dentro de eventos sociales. El juego toma la premisa de la saga Hitman: cuentas con una lista de tareas y debes de realizarlas para seguir adelante sin ser atrapado por la policía.

Basicamente, el juego se reduce a asesinar sujetos identificados sin que lo noten el resto de los invitados a la fiesta, para ello puedes valerte de ciertas tácticas como esconder los cuerpos en depósitos de basura, hacer explotar objetos para deshacerte de varios objetivos al mismo tiempo o, si es necesario, matar gente inocente con tal de que no seas delatado ante la autoridad.

Todo el tiempo cuentas con un cuchillo que es tu mejor amigo para llevar a cabo las ejecuciones, pero puedes recolectar objetos en cada nivel que te permitan fabricar otro tipo de explosivos útiles en momentos clave del juego, inclusive, puedes accionar algunas funciones un tanto sin sentido como llamar un camión de circo que suelte un oso y espante a los asistentes.

En general, el juego se basa en la estrategia y en medir tus movimientos con tal de no ser identificado. Su problema puede ser el hecho de que la cámara está un poco alejada y no te permite identificar bien los objetivos y accesorios en el escenario, lo que te obliga a activar una visión especial que le resta fluidez a la acción. Este punto en parte es ocasionado por su estilo en pixelart, que si bien luce agradable a la vista, no es tan práctico al momento de jugar un título de este estilo.

Otro punto en contra es la repetición de objetivos, hay veces que sientes que estás haciendo lo mismo una y otra vez simplemente en lugares cada vez más grandes. A su favor, está la posibilidad de avanzar de diversas formas por los niveles, ya sea más apegado al sigilo o de modo más sanguinario acabando con todos en el lugar. El problema es que si tienes un error de cualquiera de las dos maneras, lo más probable es que te veas obligado a repetir el nivel porque tarde o temprano te verás atrapado por la policía, y el hecho de haber estado cumpliendo objetivos durante más de 10 minutos sin éxito puede ser un poco frustrante después de un tiempo. Dependiendo la forma que elijas, serán las recompensas que obtengas al conseguir cierta cantidad de puntos dentro de tres categorías.

Si en algún punto consideras que es un tanto complicado, cuentas con la posibilidad de elegir uno de los personajes que tiene características que benefician a los nuevos jugadores como mayor tiempo para evadir a la policía o un poco más de velocidad.

En conclusión, Party Hard 2 es un buen esfuerzo por llevar la sensación de Hitman a un terreno más indie. Aunque necesita pulir algunos detalles para su siguiente entrega, no deja de ser una buena experiencia para aquellos que les guste el sigilo, el pixelart y las fiestas llenas de música electrónica. Si te interesa, está disponible en Steam, PS4, Xbox One y Switch, cuenta con la distribución de tinyBuild.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario