Nintendo Hoy presenta la reseña “nindie”: Speed Crew

¡Hola, Behind Gaming! ¿Cómo los ha tratado esta semana? Espero que muy bien, incluyendo un fin de semana bastante bueno, descansando y, claro, jugando algo interesante y divertido. Soy Rigo Domínguez, y como siempre, vengo a compartirles una nueva reseña de un videojuego indie que puede encontrar disponible en Nintendo Switch. En esta ocasión, se trata de algo llamado Speed Crew, así que vámonos rápido con el análisis

Te podría interesar: Nintendo Hoy presenta la reseña “nindie”: This Means Warp

Publicado y desarrollado por la gente de Wild Fields, la descripción oficial de Speed Crew nos dice que estamos ante “una experiencia de juego cooperativo de alto octanaje”. Con esta expresión, probablemente pensarás que es un juego de carreras. Y bueno, digamos que sí lo es, pero a la vez no.

Aunque tenemos carreras de autos, acá nosotros asumimos el papel de los encargados de los pits, la zona a la que los corredores entran cada cierto tiempo durante una carrera para que sus coches tengan un cambio de llantas y en general les arreglen cualquier tipo de desperfecto antes de reanudar la competición. Como quizás habrás visto, la gente en este espacio debe actuar extremadamente rápido, pues demorarse más allá de lo usual podría afectar notablemente el resultado final de la carrera.

En este caso, el juego sigue la historia del antihéroe Dominion Torrento en su camino por 4 campeonatos durante 4 décadas, abarcando desde los 70 y hasta los años 2000. Para ayudarlo, en cada parada en los pits debemos reparar rápidamente las áreas necesarias del carro, las cuales están marcadas con amarillo. Una vez que sabemos lo que debemos hacer –cambiar neumáticos, arreglar abolladuras, apagar incendios, reemplazar partes debajo del auto, etc.-, lo siguiente es dividirnos el trabajo para arreglar todo tan rápido como podamos. En cuanto a los modos de juego se refiere, tenemos tanto cooperativo local como multijugador en línea para hasta 4 jugadores simultáneos.

Aunque es posible jugarlo de manera individual, el encanto del juego está en la acción cooperativa. Nada como tratar de trabajar en coordinación con alguien más, ¿verdad? Si has jugado alguna entrega de Overcooked, entenderás perfectamente de lo que hablo.

Para agregar un poco más de caos a la situación, te advertimos que los carros pueden atropellarnos si no estamos bien ubicados y mandarnos fuera de la pantalla. Si esto nos pasa, regresaremos después de unos 3 segundos, no sin antes unas buenas carcajadas y/o reclamos de nuestros compañeros. Y ya si de plano alguien de nuestro equipo no’más no da una, podemos darle su buena cachetada –dentro del juego- para que se enfoque un poco más. Un “pequeño detalle” de los desarrolladores que no aporta nada a la carrera, pero si a la diversión.

El único punto negativo destacable lo encuentro, lamentablemente, en los controles, ya que me parecen algo lentos y hasta “pesados”, lo cual contrasta con la naturaleza frenética de este tipo de juegos. Es como si el juego nos forzara a ir más lento de lo que la situación lo amerita. Quizás esto es premeditado, pero no me gustó.

Si juegas solo, otro punto malo es lo estresante que puede volverse el hecho de tener que tomar las herramientas y devolverlas a su lugar antes de seguir. Y no lo digo porque yo sea enemigo de poner las cosas en su lugar, sino porque la prioridad debería ser terminar cuanto antes de optimizar el vehículo, y ya que se vaya, entonces así, habría tiempo de dejar todo ordenado. Si decides jugar con más personas, ya sean amigos o extraños, esto último no es un factor que debería afectar la experiencia en lo más mínimo.

Por último, visualmente recuerda bastante a Overcooked, con ese estilo de arte simple y encantador a la vez, aunque en este caso tenemos a unos personajes y un entorno en general más “realistas” en relación al juego de cocina. El apartado sonoro cumple, y la verdad es que no tengo más que decir al respecto.

Conclusión

Acá el veredicto es bastante sencillo: si estás buscando un juego cooperativo con controles simples para pasarla bien con tu pareja, amigos o familiares, y que tenga su buena dosis de adicción, Speed Crew es una opción que te recomiendo sin dudarlo. Pero si lo que quieres es un título para jugarlo de manera individual, lo mejor es que lo ignores y veas otras alternativas. En cualquier caso, te aviso que el juego tiene una demo, y nunca está de más probar algo antes de comprarlo.

Calificación

Puntuación: 4 de 5.

Y listo, hemos llegado al fin de la reseña de esta semana. Como cada ocasión, mil gracias a Behind Gaming por el espacio, y por ser un medio que sigue dándole su debida atención a los juegos desarrollados por estudios independientes, que nunca dejan de sorprendernos. Sin más que agregar por ahora, nos vemos en la próxima ocasión. ¡Jueguen mucho!

I received a free review copy of this product from https://www.keymailer.co

Sé el primero en comentar

Deja un comentario