Nintendo Hoy presenta la reseña “nindie” de la semana: Lumberhill

¡Hola! ¿Cómo les ha ido? Soy Rigo Domínguez de Nintendo Hoy saludándolos una vez más, y como cada semana, aquí estoy listo para compartirles una nueva reseña de un juego de la escena independiente que pueden encontrar en Nintendo Switch, y en este caso, también en PC a través de Steam. Ahora, tocó checar una experiencia multijugador llamada Lumberhill, y aquí van mis impresiones.

Te podría interesar: Pelea contra la naturaleza como un leñador en Lumberhill

Publicado y distribuido por All in! Games y desarrollado por 2BIGO Studio, Lumberhill es un multiplayer tipo fiesta o “party”, el cual como su nombre sugiere tiene una temática basada en leñadores (lumberjacks). ¿Qué mejor para echar las retas sino un grupo de leñadores compitiendo por ser los mejores en lo que hacen?

El título cuenta con una corta pero interesante variedad de modalidades, incluyendo la opción de jugarlo de manera individual, cooperativa o competitiva. Es decir, todo lo que uno podría esperar de este tipo de juegos. Sin embargo, e igualmente como podrías imaginar, el alma de esta fiesta radica en los componentes multijugador, tanto de manera local como en línea. Aunque bueno, encontrar partidas a través de internet es extremadamente complicado.

Esencialmente, todos los minijuegos se basan en actividades muy simples que vienen a la mente cuando pensamos en un leñador, como talar madera o arrear el ganado. Cuando estamos en competencia, a veces estaremos haciendo las mismas tareas intentando ser más rápido que el rival; en otras, seremos un animal –literalmente- que busca impedir que los demás jugadores terminen sus deberes. El factor crucial, es que todo lo realizamos en mundos y situaciones bastante caóticas. De esta forma, en ocasiones estamos rodeados por piratas, en otras los enemigos son dinosaurios, en fin, de todo un poco.

Aunque tanto su premisa como su presentación están bastante bien logradas, gran parte de su encanto se va al piso con la jugabilidad. Sin que se trate de algo imposible de jugar ni mucho menos, sus controles son bastante imprecisos, y eso lo notamos rápidamente en un gran número de posibles escenarios.

Por ejemplo, si tenemos varios objetos en un corto espacio, resulta difícil elegir justo el que necesitamos en ese momento para cumplir alguna tarea. Otro caso, lo tenemos cuando los árboles aparecen en un espacio, y a nosotros se nos ocurrió estar justo ahí, ya que invariablemente saldremos volando. Hablando de manera más general, la velocidad de respuesta de los personajes es un tanto lenta –hasta se siente como un pequeño “lag”-, volviendo todo un poco más difícil de hacer.

Conclusión

Lumberhill es el clásico ejemplo de una muy buena propuesta, con una ejecución bastante pobre. Hoy en día la oferta de juegos cooperativos “de sofá” no es tan grande como lo fuera hace años, por lo que se agradece que haya gente trabajando en ellos. No obstante, hay mejores opciones mucho mejores allá afuera como Overcooked, que sigue siendo “la vieja confiable”. Dentro de sus imprecisos controles, puedo recomendar Lumberhill si lo encuentras en oferta y lo piensas como un juego pasar sesiones cortas con personas que no suelan jugar, ya que sus controles y mecánicas son sencillas, y difícilmente lo impreciso de los controles les causará un mayor problema, ya que después de todo, no suelen jugar.

Calificación

Puntuación: 3 de 5.

Y eso es todo, hemos culminado con la reseña de la semana. Muchas gracias como siempre por leernos y confiar en nosotros, así como a Behind Gaming por el espacio para compartirles nuestra opinión sobre un juego indie cada sábado. No olviden visitar Nintendo Hoy y seguirnos en nuestras cuentas en Facebook y Twitter, donde tendrán la información más relevante sobre la Gran N y todos sus juegos. ¡Hasta la próxima semana!

Sé el primero en comentar

Deja un comentario