Mezmeratu, una muestra más de la mente bizarra de Jacob Jazz

Es un título de plataformas con elementos roguelite.

El desarrollador español se ha caracterizado por crear mundos extraños y sin sentido

Hace tres años el desarrollador español Jacob Jazz se posicionó en el mapa de los juegos independientes con la salida de Baobabs Mausoleum, un juego de aventura episódico en 2D que mezclaba influencias de todos estilos desde Bob Esponja hasta Twin Peaks pasando por The Legend of Zelda. Ahora, nos presenta Mezmeratu el cual él mismo define como una «macarrada (irreverencia) punk-rock con mucho vibe de los 90, pero con un formato de juego de plataformas, de esos que te hacen llegar a puntos de concentración mental insanos. Además le meto un rollo modernillo con el rogue ese que le dicen ahora».

Te podría interesar: Recorre las plataformas del bizarro mundo de Mezmeratu

Dentro de sus influencias Jacob menciona principalmente la saga de Donkey Kong Country pero también «me rondaba mucho la cabeza Downwell, me gusta mucho su planteamiento y quería buscar una dificultad endiablada como Super Ghouls ‘N Ghosts o Gradius, con ese rollo retro de no guardar partida, se me ocurrió mezclar conceptos, creo que ahora tiene más sentido ese estilo de antes con las mecánicas rogue de ahora».

«En cuestión de arte, el juego se basa en la cultura urbana del skate y una mezcla del estilo Hot Rod y la Kustom Kulture de los 50-70, el rollo de coches y llamas que materializó el artista Ed ‘Big Daddy’ Roth y sus personajes como Rat Fink. También quise meter en ciertas partes el rollo Sovietwave y el brutalismo de los edificios de Rusia de los 70 (como en el nivel de las playas gravitacionales), y aparte de eso… mi toque especial», nos dice Jacob.

«El juego se basa en la cultura urbana del skate y una mezcla del estilo Hot Rod y la Kustom Kulture de los 50-70, el rollo de coches y llamas que materializó el artista Ed ‘Big Daddy’ Roth y sus personajes como Rat Fink»

– Jacob Jazz, desarrollador de Mezmeratu

El aspecto gráfico que Jacob quiso lograr en Mezmeratu es el logrado por Tomba! (1997), un juego de plataformas del mismo creador de la saga Ghosts ‘n Goblins. «Me flipa (gusta) mucho su rollo. Quería hacer esos gráficos de PSX con la vibración y la oscilación de los tangentes y sus texturas pixeladas… pura clase».

LA INFLUENCIA DE LA MÚSICA DE SU NIÑEZ

Cada personaje que encuentras dentro del juego cuenta con líneas de diálogo que provienen de canciones de punk rock que escuchaba Jacob durante su niñez. Bandas como The Offspring, NOFX, System of a Down, Bad Religion, Rancid, entre otros «pero no puedo decir más porque ¡la gracia está en descubrirlas todas!».

Habilmente, también convirtió esto en un recurso. «Fue algo que se me ocurrió a la hora de traducir el juego. Para los indies nos es muy costoso, y los procesos de localización son un palo (golpe) económico, así que de esta manera ¡tenía todas las traducciones a todos los idiomas gratis en internet!».

SU ESTILO PARTICULAR

Jacob no sabe con exactitud cómo definir su estilo artístico, el cual termina siendo muy extraño y peculiar, aunque sí tiene aspectos bastante claros al momento de crear. «Me gustan mucho muchos artistas y realizadores de cine que me influyen (Burton, Carpenter, Guilliam, Lynch, etc.) pero intento realizar un proceso creativo para buscar la identidad propia. Lo que más ilusión me daría en esta vida es que, cuando se vean mis trabajos o cosas similares, la gente diga… tiene el estilo ‘Jacob Jazz’«, comparte feliz el español.

«Lo que más ilusión me daría en esta vida es que, cuando se vean mis trabajos o cosas similares, la gente diga… tiene el estilo ‘Jacob Jazz'»

– Jacob Jazz, desarrollador de Mezmeratu

SU EXPERIENCIA COMO DESARROLLADOR

El único miembro del estudio Celery Emblem no se considera a sí mismo como un desarrollador independiente, simplemente como alguien que quiere hacer sus propios juegos. «Ahora mismo tengo la suerte de hacerlos en mi propia computadora, así que eso me convierte en desarrollador independiente, pero si me pagase Nintendo por hacer el nuevo Zelda, también lo haría».

El aspecto económico considera que es lo más complicado de dedicarse al desarrollo independiente porque «se queda mucha pastita (dinero) por el camino y uno tiene que pagarse».

Con respecto al nombre de su compañía Celery Emblem nos comenta: «es una mezcla de conceptos, lo de Celery (apio) es porque estoy un poco obsesionado con las frutas y las verduras (en mis juegos es una constante, me parecen divertidas, coloridas y un poco raras)». De hecho, él no la considera como tal una compañía al ser el único integrante, más bien la define como «un sello independiente de videojuegos».

SU OPINIÓN SOBRE LOS TÍTULOS ESPAÑOLES

El desarrollador no cuenta con una opinión sobre la industria de los videojuegos dentro de su país, pero sí sobre los títulos que se hacen dentro de ella. «Estoy cada día más orgulloso de los desarrolladores españoles, ¡tengo colegas que hacen auténticas maravillas!».

NOS RECOMIENDA TRES JUEGOS NO TAN COMUNES

Finalmente, Jacob nos comparte sus indies favoritos en lo que va del 2020. «No sabría elegir entre Hylics 2 o Paratropic para Switch (aunque se estrenó en Steam en 2018). También me flipa uno que salió pocos días antes que Mezmeratu en Steam, se llama Murder House de Puppet Combo«.

Mezmeratu se encuentra disponible en Steam desde el pasado 29 de octubre con un costo de $93 pesos (MX). Celery Emblem también es el encargado de distribuir el juego.

Entrevista: Omar Ruiz (omar@behindgaming.com)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario