I Hope She’s Ok, la primera (y difícil) experiencia de Inka Kamula

Inka tuvo que dedicarse al desarrollo por su cuenta al no poder encontrar trabajo en compañías de la industria.

Platicamos con la artista finlandesa sobre su título narrativo

Sabemos que muchas veces es difícil el animarse a desarrollar un videojuego, por más ganas e ideas que se tengan, muchos factores intervienen al momento de tomar la decisión. En el caso de la artista multimedia Inka Kamula, ella siempre había querido formar parte de la industria, pero por algún motivo terminaba por no lograrlo. Fue su cambio de residencia lo que le dio el ‘empujón’ que le faltaba para cumplir ese objetivo. «Tras irme a Amsterdam con mi pareja se me dificultó el encontrar trabajo haciendo 3D. A pesar de mi educación y experiencia, realmente batallé para ser tomada en cuenta cuando aplicaba para trabajos en la industria de los videojuegos. Después me embaracé, ¡lo que hizo aún más difícil el comenzar un trabajo en un lugar nuevo! Así que empecé a desarrollar mi juego».

Te podría interesar: Encuentra a tu amiga desaparecida en I Hope She’s Ok

El título que creó fue I Hope She’s Ok, el cual lo describe como «un misterio corto sobrenatural ubicado alrededor de una cabina al costado de un lago durante el solsticio de medio verano en 2020. En Finlandia, el solsticio de medio verano es llamado Juhannus y es una celebración nacional».

«Escribí la idea para este juego hace como cinco o seis años y siempre pensé que sería un buen primer juego para desarrollar. La ubicación y la ambientación son muy familiares para mí, por lo que me fueron más sencillos de reproducir digitalmente. A pesar de que la visión ha cambiado desde la idea original, he tenido tiempo de pensar acerca de cómo llevar el desarrollo del juego. Mis experiencias previas trabajando como freelance en grandes proyectos digitales ayudó bastante. Mis estudios son en diseño 3D y animación, así que ya sabía usar las herramientas necesarias para crear contenido visual interactivo. También, tenía un conocimiento decente en programación trabajando en Python y al inició de mi carrera en desarrollo web. Pero este es mi primer videojuego así que ¡tuve que aprender mucho antes de empezar! Nunca había trabajado con Unity o C#, así que hice un curso en Udemy, vi muchos tutoriales en YouTube y leí un montón de documentación», comparte Inka.

Visualmente, I Hope She’s Ok recurre a un sencillo pero efectivo estilo low poly el cual fue elegido por diversos motivos: «desde un punto de vista práctico, tuve que diseñar un proyecto que fuera completamente manejable por mí y con los recursos a mi disposición. En el aspecto digital, todas las decisiones tienen importantes implicaciones de las que tienes que estar al pendiente en la etapa de planeación. Una textura en low poly significa ahorro de tiempo, poder de procesamiento, complejidad, etc».

«Pero también disfruto los estilos simples… Son buenos para mis ojos. Una de mis inspiraciones fue el juego Virginia. La atmósfera visual proviene de la iluminación y en cómo la escenas están acomodadas, además, todas las superficies tienen un estilo visual simple. La elección estética y la ejecución realmente mejoran la historia y eso es lo que quise lograr en mi juego».

EL RECURSO DE LAS REDES SOCIALES

Un punto a destacar en las mecánicas de juego es el uso de las redes sociales para seguir pistas y momentos que te ayuden en la resolución del misterio. Sobre la implementación de este recurso, Inka expresa: «quería que la historia realmente se sinitera contemporánea… usamos nuestros teléfonos para socializar (especialmente en este periodo de confinamiento) así que realmente quería incluir ese aspecto. Eso significó que podría incluir más personajes en la historia mientras el jugador permanece solo y aislado. También me permitió dar un giro en la forma en la que los juegos de misterio te alientan a buscar en pertenencias ajenas. Desde un punto de vista práctico, es una agradable forma de resolver el problema de seguir el hilo de los eventos durante el juego. Con la alimentación de las redes sociales, el jugador puede revisar eventos del pasado y las pistas que hayan encontrado».

LOS PROBLEMAS DEL PRIMER JUEGO

La artista finlandesa menciona el hecho de que el proyecto contara con elementos desconocidos para ella como la principal problemática que enfrentó durante el desarrollo. «Este es el proyecto más largo en el que he trabajado y la curva de aprendizaje a veces era muy inclinada. Traté lo más posible de cortar el proyecto en piezas manejables pero siempre tenía que dejar espacio para cosas que todavía no sabía cómo hacer. Eso hizo que las fechas de entrega fueran muy complicadas. ¡Además de tener un bebé!».

«Traté lo más posible de cortar el proyecto en piezas manejables pero siempre tenía que dejar espacio para cosas que todavía no sabía cómo hacer»

– Inka Kamula, desarrolladora de I Hope She’s Ok

Al respecto de su sentir en esta primera experiencia, Inka comenta: «realmente la disfruté y ya estoy planeando hacer un nuevo juego en el futuro. Tengo muchas ideas para juegos que me gustaría desarrollar y ver a la gente jugando. Actualmente, estoy a gusto continuando con el desarrollo de I Hope She’s Ok. Quiero pulir el código, agregar otras funciones, introducir versiones traducidas, agregar logros y llevarlo a otras plataformas. ¡Aún queda mucho trabajo por hacer!».

Para aquellas personas, especialmente mujeres y niñas, que quieran dedicarse al desarrollo de videojuegos, Inka tiene un consejo: «ve por ello. La gente desarrolla juegos, ¿por qué tú no? Tienes que creer en tu idea y tus habilidades. Además, piensa en lo que te motiva para que puedas terminar».

«Ve por ello. La gente desarrolla juegos, ¿por qué tú no? Tienes que creer en tu idea y tus habilidades. Además, piensa en lo que te motiva para que puedas terminar»

– Inka Kamula, desarrolladora de I Hope She’s Ok

ESPERA PODER JUGAR UNA AVENTURA CIBERPUNK

Para finalizar, Inka nos comenta que no ha tenido tiempo para jugar pero espera poder probar pronto el título de aventura ambientado en un futuro ciberpunk Cloudpunk.

I Hope She’s Ok está disponible en Steam desde el 13 de noviembre. Es distribuido por la propia Inka mediante su compañía Inkakamu y tiene un costo de $114 pesos (MX). Su duración aproximada es de 2 horas.

Entrevista: Omar Ruiz (omar@behindgaming.com)

Sé el primero en comentar

Deja un comentario