RESEÑA: The Invincible

Por allá del año 1964, el escritor polaco Stanislaw Lem lanzó la obra literaria ‘The Invincible’, este libro fue un tanto revolucionario dentro del género de la ciencia ficción debido a que fue de los primeros en tocar temas como la nanotecnología, inteligencia de enjambres y evolución artificial. Inspirados en él, la compañía Starward Industries desarrolló un juego con el mismo nombre que busca trasladar dicha historia al mundo de los videojuegos. ¿Qué tal lo hicieron? Así nuestra experiencia en su versión para PC (vía Steam Deck).

Te podría interesar: Replantéate las ambiciones de la humanidad en The Invincible

La historia que se nos presenta es la protagonizada por la Doctora Yasna quien, junto a su equipo de investigadores, se encuentra en una misión espacial tratando de encontrar ciertos objetos en el espacio antes que un país enemigo. Como tal no tenemos mayor contexto que eso, el cual se encuentra presentado en formato de cómic durante los primeros minutos del juego para lanzarnos a la aventura a la primera instancia.

El juego se encuentra dentro de la categoría de simuladores de caminata, es decir, simplemente eres tú dentro de una perspectiva en primera persona buscando llegar de un punto A a uno B y así seguir avanzando y completando pequeñas tareas. Afortunadamente, no todo es deambular, también existen elementos tipo point and click que te permiten investigar un poco más de lo que sucede tanto previamente como al momento.

Dentro de tus herramientas cuentas con un pequeño diario/mapa que te indica los caminos a seguir y que se va mostrando a medida que avanzas, una especie de binoculares para divisar lugares lejanos y una especie de brújula que te indica la presencia de humanos en zonas cercanas.

Hasta ahí no hay ningún problema, el inconveniente es el hecho de no poder hacer las cosas más rápido, todo se siente innecesariamente lento, pareciera ser un simple motivo para extender la duración del juego. Otro punto en contra es la orografía ya que apilamientos de roca de similares dimensiones pueden ser escalados en ciertos puntos y en otros no siendo un tanto contradictorios entre sí.

Los aspectos positivos también son dignos de mencionar. Empecemos con la narrativa, The Invinicble no se limita a contar las cosas de una manera lineal y recurre a los saltos temporales para darnos un mayor contexto sobre la vida de la protagonista, lo cual se agradece. De igual forma, los actores de voz hacen muy buen trabajo haciéndote sentir cierto apego hacia la historia. Y por último, el tema gráfico es bastante agradable, mostrándonos un mundo lleno de detalle y pequeños rincones por explorar.

En lo que respecta a su accionar en Steam Deck, todo es bastante fluido. La tipografía eslo suficientemente grande para una buena lectura. Los controles también son precisos permitiéndote moverte libremente de lado a lado sin tener que estar ‘sufriendo’ porque el personaje no te responde como debería.

Conclusión

En términos generales, The Invincible es un juego disfrutable, sobretodo si eres de los que prioriza una buena historia a cambio de sacrificar algo de acción. Realmente no presenta ninguna novedad dentro del género ni es de sus mejores exponentes, pero sí es sumamente agradable visual y narrativamente. Se encuentra disponible en Steam, PS5 y Series X siendo distribuido por 11 bit Studios.

Calificación

Puntuación: 3.5 de 5.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario