RESEÑA: Lords of Exile

A pesar de que el género metroidvania es uno de los favoritos de los fans en la industria independiente, a veces nos olvidamos que este concepto viene de la unión de dos sagas clásicas como lo son Metroid y Castlevania. Justamente, tomando como inspiración esta última (o segunda parte de la palabra), el estudio español Squidbit Works desarrolló Lords of Exile, un juego de acción y plataformas de estilo retro que seguramente le traerá gratos recuerdos a todos aquellos que disfrutaron la época de los 8 bits. Así nuestra experiencia con su versión para PC (vía Steam Deck)

Te podría interesar: Vive la venganza al estilo 8 bits en Lords of Exile

El juego sigue la historia de Gabriel, un valiente guerrero, en su búsqueda por derrotar al poderoso Galagar, villano que ha utilizado sus tropas para destruir todo lo que se le ponga enfrente. Si bien la narrativa no es para nada creativa, simplemente es el motivo para comenzar la aventura. De hecho, ni siquiera es necesario saber más al respecto, ya que tu objetivo es simplemente avanzar nivel tras nivel.

Los controles se sienten bastante similares a los utilizados entre las décadas de los 80 y 90, con un personaje que se desplaza de forma torpe y que posee significativamente menos fuerza que los enemigos que enfrenta. A pesar de que esto podría significar un aspecto en contra, realmente ayuda a englobar toda una experiencia retro bastante disfrutable de principio a fin.

Gabriel no está solo y tiene a sus espaldas la ayuda de un samurái que lo ayudará a derribar paredes que serían impenetrables para él. No solo eso, también es capaz de ejecutar ataques a larga distancia, que si bien no son muy poderosos, sí te ayudan a preparar un golpe de mayor fuerza o simplemente ganar tiempo para evitar combates.

Uno de los mejores componentes dentro del juego son sus jefes. Cada uno de los ocho escenarios tiene uno al final, el cual te obliga a ejecutar estrategias distintas que te mantendrán atento a cada uno de sus movimientos. Además, su diseño es bastante agradable y hace cohesión perfectamente con cada nivel en cuestión.

Gráficamente no podemos pedirle nada más, el pixel art está muy bien trabajado y de verdad sientes que estás jugando en tu NES a alguna de las entregas clásicas de la saga de Konami. Pero no estamos ante un plagio, más bien podemos considerarlo un digno homenaje para todos aquellos que siguen esperando un título digno y a la altura de una de las leyendas de los videojuegos.

Su desempeño en Steam Deck no tiene queja. Tanto menús como controles se adecúan de manera ideal a la consola sin necesidad de hacer algún ajuste extra. El rubro de la banda sonora también es a destacar ofreciendo grandes melodías que fluctúan entre el metal y la electrónica de tipo chiptune.

Conclusión

Lords of Exile no se limita a ser un simple ‘clon’ de Castlevania. Es una experiencia que brilla con luz propia dejando presente en todo momento su respeto y admiración a la saga japonesa. Tanto los escenarios como enemigos poseen un diseño agradable que te atrapa desde el primer minuto. Y como extra, el hecho de ser más sencillo que los juegos de hace tres décadas, lo convierte en una opción recomendable para un mayor número de jugadores. Está disponible en Steam, PS4, PS5, Xbox One, Series X y Switch contando con la distribución de Plug In Digital Games y Pixelheart.

Calificación

Puntuación: 4 de 5.

Sé el primero en comentar

Deja un comentario